Tipos de financiamiento bancario

Explora todas las posibilidades, pues eso te ayudará a encontrar la mejor opción para tu nueva empresa.

Tu banco te ofrecerá toda una gama de soluciones para atender distintas necesidades de financiamiento. Explora todas las posibilidades, pues eso te ayudará a encontrar la mejor opción para tu nueva empresa.

Con esta breve descripción de los tipos de financiamiento más populares, podrás comprender mejor cada opción.

Tipos de financiamiento bancario

En tu plan de negocios, probablemente hayas previsto conseguir algo de dinero para financiar el lanzamiento de la empresa.

Un nuevo negocio suele necesitar capital para compras únicas y de gran magnitud, como equipos o un local, más el capital de trabajo para cubrir los costos operativos diarios: alquiler, salarios e insumos.

A continuación encontrarás un resumen útil de los distintos productos de financiamiento ofrecidos por las grandes instituciones financieras.

Préstamos a plazo

Un gran volumen de capital bien colocado influirá mucho en tu capacidad para competir con éxito en el mercado. Si tienes previsto adquirir activos fijos (una nueva cocina para tu restaurante o nuevas computadoras para tu empresa de diseño gráfico), piensa en solicitar un préstamo a plazo.

Préstamos transitorios o "puente"

Este tipo de financiamiento te proporciona un “puente” para cubrir necesidades inmediatas mientras se concreta una solución permanente.

Línea de crédito operativa

Es una buena opción flexible si tu empresa busca financiamiento a corto plazo mientras espera cobrar sus deudas o quiere abastecer su inventario. Una a línea de crédito te servirá siempre de colchón para enfrentar cualquier problema de liquidez o aprovechar oportunidades.

Tarjeta de crédito para empresas

Las tarjetas de crédito son instrumentos de financiamiento a corto plazo, pues puedes cargar los gastos operativos a la tarjeta y así diferir el pago.

Existen muchas tarjetas de crédito cuyo uso no conlleva ningún interés, siempre y cuando pagues todo el saldo en un plazo de tiempo definido (el periodo de gracia). Las tarjetas de crédito para empresas te permiten también separar los gastos de la empresa de tus gastos personales, facilitando así la contabilidad al cierre del ejercicio. Además, muchas tarjetas ofrecen la opción de acumular puntos para canjearlos por recompensas o de obtener un porcentaje de reembolso sobre cada consumo realizado.

Arrendamiento financiero

En vez de comprar equipos de oficina, herramientas tecnológicas o máquinas, a menudo es preferible alquilarlos. Al igual que el arrendamiento financiero (leasing) de un vehículo, tu empresa pagará un monto mensual específico por el uso del activo.

Factoraje

Un pedido voluminoso puede generar problemas de liquidez si al empresario le toca asumir el costo del pedido y luego esperar el pago. Para convertir esas cuentas por cobrar en dinero líquido, puedes venderlas con un descuento a una entidad de crédito.

En conclusión, lo más probable es que tu empresa deba solicitar dinero prestado en alguna etapa de su desarrollo. Cuanto más preveas estas necesidades, más oportunidades tendrás de conseguir el financiamiento necesario al mejor precio posible.