¿Tu nueva empresa te puede pagar un sueldo?

Seguir estos pasos para evaluar el impacto de tu sueldo en la nueva empresa, incluso antes de lanzarla.

¿Quieres crear tu propia empresa para hacer algo que te gusta y, al mismo tiempo, ganar dinero? ¿Cuánto deberías pagarte? Si es muy poco, te costará llegar a fin de mes. Si es demasiado, tu empresa podría sufrir las consecuencias.

Encontrar ese equilibrio es fundamental para el éxito del empresario y la empresa. Una vez que hayas definido el sueldo que necesitas recibir, deberás comprobar si esa cifra es viable para las finanzas de tu negocio.

Aunque no existe una regla absoluta sobre la remuneración de los dueños de empresas, puedes seguir estos pasos para evaluar el impacto de tu sueldo en la nueva empresa, incluso antes de lanzarla.

1. Calcula tu presupuesto personal

Procura calcular exactamente cuánto dinero necesitas obtener de la empresa al año. Si puedes, consulta tu declaración de impuestos del año anterior o revisa tus facturas y recibos para determinar cuáles son tus gastos. Trabaja con alguien que conozcas bien para llegar a cifras realistas.

Incluye lo siguiente en tu presupuesto:

  • Cuotas de la hipoteca o pago del alquiler
  • Costo del automóvil y del transporte público
  • Servicios públicos, seguros y costo de televisión, teléfono e Internet
  • Vestido y aseo personal
  • Alimentos y gastos varios
  • Vacaciones, entretenimiento y restaurantes
  • Costos de guardería o escuela
  • Tarjetas de crédito u otras deudas
  • Gastos médicos y odontológicos
  • Monto que se destina al ahorro

No olvides los impuestos. Como empleado que recibe un sueldo por parte de tu empresa, tendrás que pagar el impuesto sobre la renta. Consulta con un contador o profesional fiscal para saber cuál es tu tasa impositiva.

Hay que ser tan preciso como sea posible. Subestimar los gastos personales es uno de los peores errores que puede cometer un nuevo empresario. Si tus cuentas empiezan a estar en rojo, lo más seguro es que tu empresa también caiga en déficit.

Supongamos que has concluido que tu empresa debe pagarte un sueldo de $50,000 el primer año, incluyendo impuestos. Ahora puedes aplicar esa cifra a las proyecciones financieras para saber si el ingreso de tu empresa será suficiente.

2. Verifica tu proyección de ingresos

Toma la cifra que necesitas para tu sueldo personal e insértala en las proyecciones de ingresos y egresos de los tres primeros años de tu empresa. Revisa la hoja de cálculo evaluando cuidadosamente lo siguiente:

  • Impacto sobre las ganancias: ¿El sueldo pone a tu empresa en déficit? Es normal que una nueva empresa registre algunas pérdidas pequeñas en los primeros años mientras busca ser rentable, pero una pérdida de gran magnitud (como los $50,000) puede ser demasiado y difícil de absorber para un negocio pequeño.
  • Contratación: ¿Pagarte un sueldo te impedirá contratar empleados?
  • Otros sueldos: Si tu empresa tiene otros socios o gerentes, ¿tu sueldo concuerda con su remuneración? Las grandes diferencias pueden causar conflictos.

Lo más recomendable es que revises las proyecciones de ingresos y expectativas salariales con un contador. Este profesional te ayudará a decidir cuánto le puedes costar razonablemente a tu empresa y te asesorará para minimizar las consecuencias fiscales de tu remuneración.

3. Pon a prueba tu sueldo en una proyección de flujo de efectivo

En tu plan de negocios, deberás revisar la proyección de flujo de efectivo para asegurarte de que entrará suficiente dinero con el cual pagarte tu propio sueldo y otros gastos operativos. Inserta tu sueldo previsto en la hoja de cálculo del flujo de efectivo mensual para comprobar cómo modifica los demás números.

Idealmente tu flujo de efectivo tendrá un superávit lo suficientemente elevado para poder pagarte el sueldo deseado cada mes, cubrir cómodamente otros gastos operativos (pago del préstamo, alquiler de la oficina, salarios de los empleados, teléfono, material de oficina y publicidad) y dejar algo de reserva como un pequeño margen de error.

Si tu empresa no da lo suficiente como para pagarte

Deberás reevaluar tu plan de negocios si el estado de ingresos o de flujo de efectivo se desmorona por el peso de tu sueldo o ganancia. En ese caso, tienes las siguientes opciones:

  • Revisar toda tu estrategia de negocios buscando cómo ganar más dinero.
  • Descartar esa idea de empresa y comenzar con un nuevo negocio diferente.
  • Reducir o eliminar el sueldo de la fórmula y buscar el dinero para tus gastos personales en otro lugar. Quizá tu empresa pueda ir aumentándote el sueldo a medida que va creciendo.