Mejora el flujo de efectivo de tu empresa.

El fin de año suele ser el momento de los balances, la hora de repasar tus logros y establecer metas para el futuro.

El fin de año suele ser el momento de los balances, la hora de repasar tus logros y establecer metas para el futuro. Hacerle una revisión anual a tu empresa como parte de este ejercicio tradicional te puede ayudar a detectar eficiencias y, por ende, a ahorrar dinero y mejorar el flujo de efectivo.

Tendrás que analizar tus operaciones actuales en función de las mejores prácticas y estrategias. A continuación te indicamos algunas de las áreas en las que podrías introducir mejoras.

Facturación y cobros

En la medida de lo posible (si lo permite la competencia), procura acortar tus plazos de pago. Quizá puedas modificarlos a 15 días en vez de 30 o, mejor aún, “al recibo de la factura”. Otras tácticas para mejorar el flujo de efectivo son:

  • Ofrecer un descuento (de 1% o 2%) para incentivar el pronto pago.
  • Ofrecer incentivos al personal de cobranzas.
  • Enviar las facturas por correo el mismo día en que se preparan o, mejor aún, adoptar una solución electrónica y permitir que los clientes se suscriban al modo de facturación sin papel.

Inventario

Busca eficiencias en la administración de inventarios:

  • Racionaliza la administración de inventarios con pautas más estrictas.
  • Solicita descuentos a tus proveedores; por ejemplo, descuentos por volumen cuando haces grandes compras o acuerdos a largo plazo.
  • Adopta las compras “justo a tiempo” en la medida de lo posible para maximizar el efectivo disponible.

Operaciones bancarias y administración financiera

Refuerza la administración financiera de la empresa:

  • Paga a los proveedores con una tarjeta de crédito para empresas y aprovecha el periodo de gracia libre de intereses.
  • Acumula intereses por cualquier dinero extra disponible colocándolo en un instrumento de inversión a corto plazo.
  • Usa cualquier dinero extra para reembolsar la línea de crédito.

Si deseas obtener consejos más personalizados sobre la mejor forma de preparar a tu empresa para el año nuevo, no olvides comunicarte con tu asesor de Negocios de Scotiabank.